Con motivo del nombramiento del nuevo Gobierno, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) reclama al nuevo titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, que repite cartera en esta legislatura, “acometer una reforma fiscal integral del automóvil que, en línea con las directrices europeas, no grave la compra sino el uso, evitando así que se penalice la introducción de mejoras tecnológicas y la renovación del parque”.

En concreto, la patronal de vendedores pide articular una fiscalidad que favorezca a los vehículos más respetuosos con el entorno, adecuando el Impuesto de Circulación a criterios medioambientales, pero también que consolide la demanda a largo plazo, mediante la supresión del Impuesto de Matriculación. Según Ganvam, “España es el único de los cinco grandes mercados europeos con un gravamen de este tipo, lo que reduce artificialmente el tamaño de su mercado potencial”.

Al mismo tiempo, la asociación confía en que “el talante del nuevo ministro de Economía e Industria, Luis de Guindos, le lleve a garantizar la continuidad de la Mesa de Diálogo”, de tal forma que las asociaciones del automóvil puedan seguir colaborando en las “muchas cosas” que les unen, máxime cuando se trata de un sector estratégico para el crecimiento económico del país.

Por último, la cartera de Interior, Juan Ignacio Zoido, deberá coordinarse con Luis de Guindos como titular de Industria para abordar, de acuerdo a Ganvam, “la reanudación de los programas de incentivo a cambio de la entrega de un vehículo para achatarrar, con el fin de frenar el envejecimiento de un parque que ya se postula entre los más viejos de Europa, con una media cercana a los doce años de antigüedad”.