Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) estiman que la cifra que deberá devolver el Gobierno español después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) declarara ilegal el denominado 'céntimo sanitario' rondaría los 3.956 millones de euros, unos números sensiblemente inferiores a los 13.000 millones que recaudó el Gobierno por este concepto durante el tiempo que estuvo vigente.

Gestha atribuye este desfase entre lo ingresado y lo que ahora deberá reintegrar a la prescripción de 9.176 millones correspondiente a los ejercicios fiscales anteriores al establecer la Ley General Tributaria, un periodo máximo de cuatro años para la solicitud de ingresos indebidos.

Por ello, aclaran que "no todo será reclamable", pues los consumidores que quieran beneficiarse de la sentencia del TUE únicamente podrán solicitar su devolución en el periodo comprendido entre marzo de 2010 y diciembre de 2012.

Desde Gestha, no obstante, se hace hincapié en las dificultades a las que se enfrentarán los consumidores que quieran exigir la devolución de lo pagado, ya que deberán aportar a la Agencia Tributaria las facturas de los distintos repostajes, con el desglose de los litros consumidos y el detalle del impuesto devengado.

El Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH), popularmente conocido como 'céntimo sanitario', estuvo en vigor desde el primero de enero de 2002 hasta el 31 de diciembre de 2012. Consistía en un gravamen sobre el combustible de uso comercial con finalidad medioambiental o de financiar la Sanidad Pública, competencia que tienen transferidas las comunidades autónomas, por ello, la recaudación se cedió a ellas.

Si bien ésta es la norma general por la que se regirán las devoluciones del céntimo sanitario, los Técnicos de Hacienda dan cuenta de dos excepciones. La primera afectaría a aquellos profesionales que solicitaron por la vía judicial la devolución del IVMDH en diciembre de 2013, aconsejados por las agrupaciones de transportistas.

En este supuesto, los demandantes podrían reclamar a las correspondientes administraciones hasta 4.470 millones de euros, provenientes de la recaudación del impuesto desde el cuarto trimestre de 2009.

En el segundo supuesto se encontrarían aquellos profesionales que desde el inicio exigieron la devolución del céntimo sanitario durante el periodo en el que estuvo vigente el IVMDH. En este caso, los demandantes podrán recuperar el dinero solicitado a devolver, siempre y cuando los procesos estén vigentes en los tribunales.

La sentencia del TUE condena al Gobierno español a la devolución del denominado céntimo sanitario, que durante los diez años que estuvo vigente recaudó más de 13.100 millones de euros. Señalar que este dinero fue a parar a las arcas de las comunidades autónomas para financiar el gasto de la sanidad pública.