Un incendio ocurrido en un concesionario de coches de Rivas Vaciamadrid, que resultó con graves daños para la nave, necesitó de la intervención de 40 bomberos de la Comunidad de Madrid, que trabajaron toda la noche para completar su extinción.

 

Sobre las 7 de la mañana de ayer, 12 de abril, los bomberos dieron por extinguido el incendio que se había originado, por causas desconocidas, sobre las 20 horas del día anterior. Fue precisa la intervención de personal de los parques en Coslada, Arganda del Rey, Getafe, Villaviciosa de Odón y Parla con ocho autobombas, dos autoescalas, un vehículo de reserva de aire, dos unidades de apoyo y dos vehículos de jefatura.

A la llegada de los bomberos al lugar del siniestro, el incendio ya estaba muy desarrollado y se registraron varias explosiones, una de las cuales desplazó una botella de gas, probablemente acetileno, unos 40 metros hasta el otro lado de la calle.

Hubo por ello que extremar las precauciones durante la extinción del fuego y ampliar el perímetro de seguridad. De hecho, los bomberos encontraron otras dos bombonas de acetileno sobre las que aplicaron el protocolo estipulado de enfriamiento y toma de mediciones antes de su retirada.

El fuego avanzaba desde la zona de hornos del taller hasta la exposición de coches y los bomberos tuvieron que desplegar varios tendidos de mangueras para atacar el fuego y sofocarlo antes de que se propagase a una nave contigua. No se han producido heridos, pero la nave ha quedado muy afectada, así como 32 vehículos que se encontraban en su interior.