José de la Cruz López, presidente de Gretamur, reconoce que el plazo establecido por el Gobierno para sustituir los vehículos actuales por los eléctricos permite contar con “un periodo de adaptación de 23 años”, aunque apunta que el nuevo escenario exige algo más que una reconversión. “Estamos hablando de un cambio de cultura”, ha declarado el responsable a La Opinión de Murcia.

El presidente reconoce que el sector veía venir los cambios anunciados por el Gobierno, dado que otros países como Francia o Inglaterra ya se habían adelantado. López advierte de que la carga de trabajo de los talleres de reparación se reducirá con la implantación del coche eléctricos, dado que “estos vehículos apenas si tienen componentes que puedan averiarse”.

Asimismo, José de la Cruz López recuerda que la sustitución de los vehículos actuales exigirá una mayor especialización en los profesionales de los talleres, aunque señala que la Fremm se ha adelantado y ha sido la primera que ha incluido la reparación de los coches eléctricos entre los cursos que ofrece su centro de formación.