El Parts Aftermarket Congress en Roma abordó la situación de los grandes distribuidores en Europa. Tras Stephane Antiglio (Autodis), le tocó el turno a Hans Eisner, presidente y CEO de Groupauto International y a Thomas Kobudzinski, vicepresidente de Temot International.

Eisner habló de su grupo y de “la respuesta de Groupauto International a una posventa en transformación”. Señaló que la agrupación acepta la autonomía regional de sus miembros, respetando su libertad de acción. Cuenta con 37 grupos nacionales, más de 1.500 distribuidores y más de 12.000 puntos de venta, además de redes de abanderamiento con 6.700 talleres dedicados a turismo (EuroGarage) y más de 1.400 de vehículo industrial, en 18 países, liderando mercados como el europeo o el brasileño con la red Top Truck.

El ponente también habló de la posventa del mañana, con conductores que ya no poseen el vehículo y talleres cuyos clientes pasan de ser individuales a ser flotas, ambos con expectativas de servicios basados en webs y apps y en el que el constructor ha entrado con fuerza en el mercado. Por regiones, Eisner comentó que el crecimiento previsto para el grupo en 2019 se centrará fundamentalmente en América (+83%) y Asia (+52%).

Thomas Kobudzinski abordó la situación actual de Temot International, “la transición de la posventa desde la distribución tradicional de piezas a la era digital. Nuestra estrategia pasa por incrementar la competitividad de los distribuidores, con racionalización, reducción de costes y crecimiento con beneficios”. Temot está presente en 87 países, con 82 socios y más de 25.000 talleres abanderados en diferentes redes.

De cara a 2030, el ponente señaló el mercado asiático como uno de los de mayor crecimiento, con oportunidades para la posventa; e igualmente el acceso a los datos del vehículo representa una buena oportunidad para incrementar las ventas de distribuidores y talleres. También habló de la consolidación, para explicar que aumenta la eficiencia de la cadena de suministro y permite acceder a inversiones en nuevas tecnologías y aprovechar economías de escala.

Además, Kobudzinski habló de la revolución digital. De las distintas nuevas empresas que entran en el mercado, de los cambios en la propiedad del vehículo, de las posibilidades o de los nuevos servicios telemáticos que comienzan a aparecer relacionados con el vehículo. También citó al vehículo eléctrico, “una evolución, no una revolución”, en la que convivirá híbridos, vehículos con pila de hidrógeno y eléctricos puros, recordando que los líderes en vehículo eléctrico se encuentran en Asia.