“Desde enero de 2016 el Ministerio del Interior está llamado a aprobar un reglamento que regule las condiciones en las que realizan sus funciones los servicios de auxilio en carretera. Sin embargo, ya casi finalizando el 2020, sigue sin existir dicha norma”. Así lo denuncian desde la Asociación Nacional de Empresas de Auxilio en Carretera (Aneac), que han convocado a sus miembros a una marcha de protesta que se llevará a cabo el próximo 13 de noviembre en Madrid.

El objetivo de Aneac es exigir a las autoridades que avancen en el proceso de aprobación del Real Decreto por el que se regulan las condiciones en las que realizan sus funciones los servicios de auxilio en vías públicas, un proyecto que, según la asociación, “ya está redactado y cuya entrada en vigor mejoraría la seguridad en el cumplimiento de su trabajo de miles de operarios de grúas”.

La actividad del auxilio en vías públicas supone numerosas actuaciones diarias peligrosas para los implicados en la operación y para el resto de los usuarios de la vía, tal como lo recoge el propio proyecto. De acuerdo con cifras del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, desde el año 2015 han muerto en España al menos 60 técnicos y operarios atendiendo la inmovilización previa de un vehículo. A esas muertes hay que sumar también más de 113 hospitalizados, muchos de ellos con secuelas físicas.

“Se trata de cifras que demuestran la urgencia que tiene la aprobación del Real Decreto que permita mejorar las condiciones en las que realizan su trabajo los más 11.000 técnicos de auxilio en vías públicas que hay en el país. Pero regular la asistencia en carretera también significa proteger a los demás conductores, pues una grúa mal señalizada o un coche averiado que no se vea puede poner en riesgo a los otros vehículos”, indican desde Aneac, citando el contenido de la norma que se encuentra en espera de entrar en vigor: “la rápida y adecuada actuación sobre aquellos vehículos que no pueden continuar circulando por sí mismos, tanto por haberse visto implicados en algún accidente como por haber sufrido alguna avería, supone eliminar un riesgo potencial de accidente, así como asegurar la correcta fluidez del tráfico evitando congestiones, garantizando así una movilidad segura y sostenible”.

La protesta convocada, que se hará cumpliendo todas las medidas de seguridad, consistirá en una gran marcha lenta de grúas que el próximo 13 de noviembre llegarán a Madrid desde distintas partes del país para recorrer la autopista M-40 hasta la sede del Ministerio del Interior, donde miembros de la asociación leerán un manifiesto. Rafael Merino Calderón, presidente de Aneac, explica que “llevamos más de 20 años trabajando por nuestros derechos, hemos avanzado mucho, pero lo principal, nuestro Reglamento, continúa en el cajón del ministro. Mientras tanto, nuestros familiares, amigos y trabajadores siguen perdiendo la vida en la carretera”.

Entre las medidas que contempla el Real Decreto está el que los centros de control de la DGT alerten al resto de usuarios, a través de los paneles informativos de la carretera, sobre la presencia de una grúa trabajando. Además, aparecerá el mensaje de alerta en los navegadores de los vehículos, dispositivos y aplicaciones de navegación.