La Policía Local de Valencia ha descubierto, en una inspección rutinaria de locales, un taller clandestino de coches que carecía de licencia municipal, no disponía de contrato con ningún gestor de residuos sólidos, y no estaba inscrito como productor de residuos peligrosos, resalta la versión digital del diario Las Provincias.

 

Los agentes han formulado las correspondientes denuncias, que serán remitidas al Servicios de Actividades y al del Procedimiento Sancionador del Ayuntamiento de Valencia, así como a la Consellería de Medio Ambiente.