La Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) ha publicado el Libro Blanco “Contribución de la industria de componentes de automoción al desarrollo sostenible. Palancas para impulsar la Agenda 2030”, en el que se recoge información de la aportación que está realizando el sector en materia de sostenibilidad. Presentada oficialmente en el VII Encuentro 'Sostenibilidad y Marca España', la publicación se enmarca en la Estrategia de Negocio Responsable que Sernauto puso en marcha en 2020 para dar visibilidad al compromiso de las empresas del sector y apoyar especialmente a las pymes para avanzar juntos hacia la movilidad sostenible.

En el libro se recogen más de 40 iniciativas reales de empresas que muestran cómo el sector de componentes de automoción está abordando los retos sociales, ambientales, técnicos o regulatorios desde una perspectiva de innovación y con enfoques colaborativos, ejerciendo un efecto multiplicador en el impacto que generan. Y todo ello dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Este nuevo paradigma se está impulsando desde la Unión Europea con Iniciativas como el Pacto Verde o el Programa Horizonte Europa, que tienen en el centro la innovación ante los grandes desafíos sociales y ambientales.

En el Libro Blanco se desarrolla el concepto “Industria 4.0s” (Industria 4.0 elevada a la “s” de sostenible), acuñado por Sernauto, con el que se hace referencia a esa doble transición hacia una industria digital y sostenible. “Esto supone que desde el sector debemos avanzar hacia el liderazgo digital y hacia la neutralidad climática y poniendo en marcha mecanismos de transición justa que no dejen a nadie fuera”, afirman desde la asociación.

Libro Blanco Sernauto 2

La publicación recoge las siguientes conclusiones:

  1. El sector de Componente de Automoción es pieza clave en la cadena de valor del sector de automoción, aportando el 75% del valor del vehículo. Es un sector con una fuerte relevancia económica y social para España y ejerce un relevante efecto vertebrador en el territorio español, generando 365.000 puestos de trabajo directos e indirectos.
  2. Es una industria que trabaja desde hace más de seis décadas en estrecha relación y colaboración con los integrantes de su cadena de valor siendo, en muchos casos, socio estratégico de los fabricantes de vehículos. Su competitividad, flexibilidad y capacidad de adaptación han sido claves para trabajar exitosamente con clientes de todo el mundo.
  3. La industria de la automoción se enfrenta a desafíos y oportunidades en toda su cadena de valor: cambios regulatorios, descarbonización, nuevos proveedores e interconectividad, Industria 4.0, nuevos modelos de negocio derivados del vehículo conectado y automatizado, máxima eficiencia, desarrollo de nuevos canales de venta y de relación con el nuevo “consumidor consciente”; y los está abordando desde la solidez de empresas que llevan décadas respondiendo a retos sociales y ambientales con estrategias de innovación.
  4. La mejor demostración es la capacidad de este sector de responder a los retos con responsabilidad e innovación. La respuesta de las empresas de automoción a la crisis sanitaria provocada por la pandemia Covid-19 ha puesto de manifiesto las fortalezas de una industria que lleva el espíritu del “negocio responsable” en su ADN.
  5. La competitividad y la presión regulatoria del sector de automoción han sido motores de innovación y eficiencia que se han transformado en impacto positivo a lo largo de su existencia y actualmente forman parte de su esencia como industria. Es una industria más eficiente, más innovadora, centrada en la calidad de sus productos, que se relaciona e integra localmente donde tiene presencia y que genera un empleo de calidad, el 85% de los contratos son indefinidos, bien remunerado y repartido geográficamente. Este último aspecto hace referencia al impacto positivo del sector en múltiples regiones de la denominada España vaciada.

Para que la industria de componentes de automoción pueda seguir abordando los retos de la movilidad sostenible, Sernauto destaca la necesidad de activar las siguientes palancas clave:

  • Avanzar en una regulación inteligente: integrada, cohesionada y con perspectiva holística que proporcione seguridad jurídica y un marco atractivo a fabricantes, proveedores y usuarios.
  • Intensificar la Innovación y el Desarrollo hacia el nuevo modelo productivo de I+D con más instrumentos de inversión, más colaboración entre proveedores, desarrollo del nuevo I+D+i y siendo más globales e integradores.
  • Programas de financiación para el impulso del sector automoción, como los programas de recuperación de la Unión Europea, que desempeñarán un papel fundamental en el aprovechamiento de las inversiones nacionales públicas y privadas.
  • Acceder a la financiación sostenible -siendo elegibles- por la transparencia en la gestión de riesgos y oportunidades ASG.
  • Aprovechar el impulso de los OEMs y TIER1, quienes, con su efecto tractor, ayudan a movilizar la eficiencia e innovación sostenible en toda la cadena de valor, especialmente en las pymes.
  • Establecer un posicionamiento sectorial estratégico ante los retos de la Agenda 2030.