La jornada profesional informativa del sector del automóvil, organizada por Fecavem y Ganvam dentro del marco del Salón del Vehículo de Ocasión, que tiene lugar estos días en Fira de Barcelona, permitió que asociaciones de concesionarios y vendedores debatieran con diferentes expertos sobre la situación actual del sector.

 

El punto más relevante de la jornada estuvo en los retrasos en los pagos del Pive. Así, Jaume Roura, director del certamen, indicó que los concesionarios tienen un retraso de entre dos y tres meses en el pago de la extensión de la sexta edición del plan de ayudas y del nuevo Pima Aire 4, lo que en la práctica supone que los puntos de venta estén "financiando" a estos planes.

El retraso se podría producir debido a que el Ministerio de Hacienda no ha aprobado una partida de fondos extraordinaria que tendría que recibir el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) por pagar a los concesionarios las ayudas que ellos avanzan a los compradores.

"Podemos tener un decalaje de pago de dos o tres meses, cuando lo normal es una semana o 15 días", por lo que los concesionarios deberán sostener estos los avances de estos importes con su propia tesorería, expuso.

Igualmente destacó el buen momento que vive la automoción, gracias en gran parte al Plan Pive, lo que permitirá acabar este año con más de 840.000 unidades matriculadas.

Por su parte, el director general de Industria de la Generalitat de Cataluña, Antoni Mª Grau, explicó que la del automóvil es una de las cuatro industrias más importantes de Cataluña, pues factura unos 13 millones de euros, un 10% de la cifra de negocio del conjunto de la industria catalana y crea 40.000 puestos de trabajo directo y 100.000 indirectos.

Grau comentó seguidamente que el "sector de la automoción es igualmente el más innovador y uno de los más exportadores: es un referente no sólo por volumen, sino por las infraestructuras".