El vicepresidente de Relaciones Exteriores de Aeca-ITV y director general de Supervisión y Control -empresa concesionaria de ITV en Galicia-, Juan Diego Rodríguez, ha sido nombrado nuevo presidente del Comité Internacional de Inspección Técnica de vehículos (CITA, por sus siglas en francés) durante la celebración de la Conferencia de la 18ª Asamblea General de dicho Comité.

En su primer discurso como presidente de CITA, Juan Diego Rodríguez destacó que la inspección de vehículos no es una mera cuestión técnica, sino que sus consecuencias trascienden al plano socio-económico, puesto que debe ser adaptada a las condiciones locales de cada país. A su vez, puso el énfasis en la importancia de que las estaciones de ITV puedan acceder a la información de los vehículos. “Si los agentes interesados no pueden acceder a la información de los vehículos, el sistema de inspección no es sostenible”.

CITA es la asociación internacional que aúna a empresas, organizaciones y asociaciones, ya sean públicas o privadas, que participan activamente en la inspección técnica de vehículos como medio de salvaguarda de la seguridad en carretera y protección del medio ambiente. Entre las distintas funciones que desempeña este Comité Internacional figura la coordinación de estudios e investigaciones a partir de las cuales se desarrollan recomendaciones de buenas prácticas y proyectos de normas internacionales para el sector de la ITV. La asociación española Aeca-ITV es miembro activo de este Comité y ha trabajado de forma conjunta en diversos proyectos para la mejora tecnológica de las ITV, los cuales han sido analizados y tenidos en cuenta por parte del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad en la preparación de la nueva normativa para las ITV y del nuevo Manual de Procedimiento de Inspección.

Entre estos proyectos desarrollados desde CITA, destaca el SET II (Test de emisiones sostenibles), que tiene como objetivo proponer un procedimiento para medir los óxidos nitrosos, así como detectar la manipulación, desconexión o desmontajes fraudulentos que determinados talleres han venido practicando sobre los dispositivos anticontaminación. Se espera que las pruebas estén concluidas el próximo mes de julio y, a final de año, se haga entrega de un manual con los límites máximos permitidos de NOx, el protocolo para su medición y los procedimientos para comprobar que los dispositivos anticontaminación no han sido manipulados.

También, como consecuencia de los proyectos desarrollados desde CITA y que han analizado desde el Ministerio, se va a introducir en la ITV la comprobación de los sistemas de seguridad y medioambiental controlados electrónicamente que incorporan los vehículos modernos, tales como airbags, ABS, ESP, etc., y extraer de las centralitas informatizadas que controlan toda la información necesaria para completar la inspección.