Los dos factores que están condenando a los talleres de reparación de la provincia de Cádiz son varios años de descenso en las matriculaciones y un parque móvil excesivamente viejo. Como consecuencia de ello, la actividad de sus centros de automoción descenderá previsiblemente un 3,8% cuando acabe 2014. Recordemos que el parque automovilístico en la provincia gaditana señala que el 39% de los vehículos supera ya los diez años.

 

Este dato es, sin embargo, ligeramente mejor que la caída del volumen de reparaciones prevista en Andalucía, que se estima sea del 5% este año, avanza el informe 'Análisis 360º de la posventa en Andalucía', hecho público por la consultora experta en valoración de siniestros Audatex.

El estudio constata el fuerte impacto de los vehículos de más diez años o 'mileuristas' en la caída de actividad de los talleres gaditanos, que desde 2011, y a lo largo de un período de cuatro años, han perdido más del 21% de su actividad debido también, en buena medida, a la bajada de las matriculaciones.

El auge de estos vehículos más veteranos que, al contrario de lo que se piensa, son los que menos acuden al taller, también tiene su impacto en la cuenta de resultados de los negocios de posventa. Así, los talleres gaditanos ingresarán un 0,9% menos en 2014 respecto al año anterior, protagonizando un comportamiento algo peor que el previsto para el conjunto de Andalucía, donde caerán del orden del 0,4%.

En un análisis del resto de provincias andaluzas, Huelva es la que proyecta una caída más acusada de sus ingresos, del 9,2%, seguido por Granada con el -1,9%. Estos datos contrastan con los retrocesos más leves de Córdoba, Málaga y Sevilla, con descensos proyectados de facturación inferiores al 1%, en línea con Cádiz. Mejores perspectivas dibujan Almería y Jaén, con crecimientos del 6,3% y 3,3%, respectivamente.