La Audiencia Provincial de Murcia ha absuelto a un mecánico acusado de reparar un coche reutilizando piezas del propio vehículo y otras procedentes de un desguace en lugar de repuestos nuevos.

El denunciante aseguraba, en un primer momento, que el acusado le facilitó una factura como si las piezas empleadas fueran originales y falsificó la firma de su esposa en el parte entregado a la compañía aseguradora.

Igualmente afirmó que, tras recoger el vehículo, se había tenido que gastar una cantidad similar a la de la factura "para poder repararlo nuevamente, ya que el coche no había dejado de tener problemas desde la reparación".

La Audiencia reconoce que se ha visto obligada a dictar una sentencia absolutoria debido a que el propietario del turismo no mantuvo la acusación. Demandante y acusado, cabe señalar, mantienen una relación de amistad.

Pese a que la Audiencia dictó una sentencia absolutoria, reserva al perjudicado el ejercicio de las acciones civiles que considere conveniente emprender.