La puesta en marcha del Plan Pive 5, anunciada el pasado viernes por el Gobierno, ha sido acogida con gran satisfacción por parte de los concesionarios andaluces, quienes ven en esta medida una gran oportunidad para que se sigan animando las ventas en este sector y se consolide su mejoría a lo largo de 2014.

El presidente de la Federación de Concesionarios de Andalucía (Fecoan), Eduardo Pérez Rodríguez, considera que "esta renovación no sólo implica un beneficio directo para los concesionarios, sino para toda la industria auxiliar y otros sectores vinculados a la automoción que también verán afianzada su recuperación".

Seguidamente, el dirigente agradece la apuesta realizada por el Ejecutivo hacia este sector y recuerda que los distintos Planes Pive han reportado importantes beneficios para las arcas del Estado, por lo que sin duda "se trata de una medida de la que nos beneficiaremos muchos, incluidos los consumidores".

Rodríguez también destacó que "El Pive 5 favorecerá la recuperación de este mercado a lo largo de 2014, dado que la cuantía destinada al nuevo Plan (175 millones de euros) hace previsible su duración a lo largo de todo este ejercicio".

Por su parte, los representantes empresariales de los concesionarios de motocicletas y vehículos de ocasión de Andalucía mostraron asimismo su satisfacción por la puesta en marcha de este Pive 5. Sin embargo, reclaman al Gobierno la articulación de otros planes de ayuda directa para motos y vehículos usados.

En palabras de Eduardo Castro Aguilera, presidente de la Asociación de Concesionarios de Motocicletas de Andalucía, "se está demostrado que las motocicletas son una solución a los problemas de movilidad que se dan en las grandes ciudades, por lo que se debería incentivar de alguna forma la compra de este tipo de vehículos".

Finalmente, Manuel Berrocal Jiménez, presidente de la Asociación de Empresas de Distribución Comercial de Vehículos Turismos, Motocicletas y Vehículos Industriales de Ocasión Usados de Andalucía (Asocasión Andalucía), entiende que los vehículos usados no deberían quedar fuera de estos planes.

"Estos coches seminuevos - de menos de 24 meses de antigüedad - son iguales de eficientes que los nuevos y la puesta en marcha de un plan de este tipo reactivaría también este segmento del mercado, máxime cuando en Pives anteriores se contemplaba esta posibilidad para los vehículos usados con menos de un año de antigüedad", concluyó.