Cerca de las tres cuartas partes de los conductores españoles considera imprescindible que los nuevos modelos tengan como equipamiento de serie la comunicación directa y automática con talleres y aseguradoras, según un estudio europeo elaborado por la plataforma de vehículos en la red AutoScout24.

El informe - que recoge las expectativas de cerca de 9.000 conductores europeos sobre el equipamiento básico que deberían integrar todos los vehículos - pone de manifiesto como los españoles (73 %) valoran más que los europeos (55 %) las funciones relacionadas con la telemática, anteponiendo las ventajas sobre la seguridad en carretera a las connotaciones negativas de vigilancia y control al volante.

De esta forma, la mayoría de los españoles apuesta por que el coche incorpore dispositivos de localización que, mediante el envío instantáneo de datos a los diferentes centros, permitan diagnosticar averías vía remota, hacer un seguimiento para adaptar la prima del seguro al tipo de conducción e incluso verificar el cumplimiento de los límites de velocidad.

Por el contrario, esta transferencia activa de datos despierta recelos entre más de la mitad de los europeos, que lo consideran una injerencia a su intimidad, argumentando que es obligación de cada conductor adoptar una conducta responsable al volante.

No obstante, cuando hablamos de conexión instantánea con los servicios de emergenciapara que exista una intervención rápida, las posturas se equiparan. Concretamente, el 82 % de los conductores, tanto españoles como europeos, se muestran incondicionales de esta medida.

Así, soluciones como ele-call o lo que es lo mismo, la capacidad de avisar automáticamente al 112 en caso de accidente, advirtiendo de la hora, personas implicadas y lugar exacto del siniestro para garantizar un auxilio eficaz en carretera, se alza como la más valorada por el 85 % de los conductores españoles, frente al 80 % de los continentales.