Los contratos de nuevos servicios de movilidad, entre los que se incluye el carsharing o el alquiler temporal de motos, bicicletas o patinetes, han crecido un 45% en los últimos seis meses, mientras que el número de usuarios ha aumentado un 20%. Así se desprende de un estudio realizado por Fintonic, app financiera diseñada para organizar el dinero y ahorrar.

De las diferentes modalidades, el coche, con el 48% del total de los desplazamientos realizados, y la moto, con un 42%, son las opciones por las que los ciudadanos más se decantan. Las bicicletas, por su parte, todavía suponen sólo el 7% de las transacciones y los patinetes un 3%. No obstante, y a pesar de los numerosos obstáculos normativos a los que se enfrenta, el alquiler de patinetes eléctricos tiene cada vez mayor oferta y demanda. El uso de este medio de transporte se ha duplicado en los últimos seis meses y es especialmente significativo en ciudades como Madrid y Málaga. Tier y Wind son algunas de las compañías que destacan entre las que empiezan a abrirse paso dentro del negocio.

Las fórmulas de motosharing también ganan cada día más adeptos. El número de alquileres de este tipo de vehículos se ha incrementado un 76% en este periodo y el mercado está liderado por empresas como eCooltra, Movo y Yego. Más consolidado se encuentra el carsharing, aunque todavía registra crecimientos del 27%. En este caso, los usuarios se decantan por contratar servicios con emov, car2go y Zity, que ofrecen alquiler de coches eléctricos de diversos tamaños y número de plazas. Y el modelo que parece que progresa de formas más sostenida es el de las bicicletas compartidas. Su demanda ha registrado un incremento del 11% desde octubre de 2018, aunque a su favor cuenta con una mayor trayectoria en el mercado español y la experiencia afianzada de muchos países.

El estudio de Fintonic revela que en los últimos seis meses el gasto medio en plataformas de movilidad compartida fue de 50 euros, con una media de 9 servicios contratados por usuario y un ticket medio de 5,90 euros. El aumento de este tipo de desplazamientos trae aparejado además una mayor demanda de seguros de accidentes que ofrezcan cobertura personal al usuario si se produce un siniestro. Por este motivo, Fintonic y la aseguradora MetLife han lanzado al mercado el primer seguro especialmente dirigido a clientes de nuevas plataformas de movilidad. Este seguro, que se puede contratar por 5 euros al mes a través de la app de Fintonic en sólo tres pasos y sin necesidad de papeleos, compensa económicamente al asegurado en el caso de que, como consecuencia de un accidente, tenga que ser hospitalizado para recibir tratamiento médico o quirúrgico.

“Los clientes de estos nuevos servicios de movilidad deben tener claro que, aunque estas empresas cuentan con seguros de responsabilidad en el caso de que ocurran percances que afecten a terceros, estos no incluyen cobertura personal del usuario”, recuerda María Antequera, responsable de Seguros de Fintonic.