Joaquín Gómez Barquero, responsable de Seguros y Operaciones en Arval Service Lease, recordó durante su participación en la 'I Jornada sobre el mantenimiento en la gestión de flotas' - organizada el pasado día 16 de octubre por www.posventa.info y la revista Talleres en Comunicación - que los vehículos privados están restringiendo sus visitas al taller, mientras que los de empresa registran una media de 1,6 entradas al año para mantenimientos rutinarios y reparaciones de todo tipo, convirtiéndolos en una oportunidad de negocio seguro para los profesionales de la posventa.

El representante de Arval, compañía del grupo BNP Paribas, dibujó en su intervención una panorámica del sector de flotas y renting en nuestro país en el contexto de la crisis, además de recordar que en 2012 el renting supuso el 11% del total de matriculaciones en España.

Asimismo, planteó la necesidad de que los talleres multimarca mejoren sus procedimientos mediante el uso de canales electrónicos, automatizando los procesos entre el taller y la compañía de renting, desde la recepción de vehículos a reparar hasta la facturación y el pago.

Si bien para Gómez Barquero estas tecnologías deben servir para "empatizar no solo con la compañía de renting, un sector que mueve en torno a los 400 millones de euros al año, sino también con el cliente final".

Así, el taller debe ofrecer al conductor canales online bidireccionales y en tiempo real con servicios como la cita previa, geolocalización, consultas del proceso de reparación, comunicación de incidencias, etc.

Esta tendencia no es solo una exigencia de las compañías de renting, sino también de los propios conductores, que requerirán cada vez más la excelencia tanto en la reparación del automóvil como en los servicios que presta el taller.

En este sentido, Gómez Barquero aseveró que, para el taller, "el cliente no es sólo el operador de renting que firma el contrato, sino también la empresa y el conductor que, en definitiva, es el principal usuario del servicio y, por tanto, el principal prescriptor".

De hecho, el retorno que del conductor reciba el gestor de flota, determinará en muchos casos la renovación del contrato de mantenimiento entre la compañía de renting y el taller.

Por último, el representante de Arval hizo hincapié en la constante renovación tecnológica que se exige a los talleres multimarca para adaptarse a la evolución de los vehículos.