La Empresa Municipal de Transportes (EMT) llevará a cabo en 2017 y 2018 la mayor contratación de personal de su historia para disponer de 220 nuevos operarios en el área de mecánica y mantenimiento, lo que supone un incremento de la plantilla superior al 20%, informa el periódico El Mundo. Esta medida del Ayuntamiento de Madrid se integra en el paquete de medidas que va a adoptar la EMT para mejorar el mantenimiento de la flota municipal y reducir el riesgo de incendio en sus autobuses, después de hayan ardido varias unidades desde principios de año.

En esta línea, la EMT tiene previsto crear “a corto plazo” una unidad especial para revisar la flota y minimizar los factores de activación de los incendios. Según el Ayuntamiento, la instalación de catalizadores en 485 autobuses en 2012 y el fuerte envejecimiento de los vehículos están detrás de la mayor parte de los siniestros que se han producido en 2017. El Consistorio también prevé renovar 689 autobuses de la EMT (un tercio de su flota) entre 2016 y 2018.

Estas medidas se suman a las que el Gobierno de Manuela Carmena ha adoptado con estos mismos objetivos, entre otros, un aumento del 9%, respecto a 2015, de la plantilla de talleres y del 18% en los recursos globales destinados a mantenimiento. Asimismo, el Ayuntamiento ha incentivado el mantenimiento cíclico cada 22.000 kilómetros de todos los vehículos mediante un plan de choque que incluye más de 25 medidas específicas de cara al verano, en el que, además de las revisiones, se hace un exhaustivo control de elementos que pueden tener relación con conatos de incendios.

Para entender bien estos problemas, el Ayuntamiento de Madrid explica que “hay que remontarse al año 2012, momento en que el Consistorio, gobernado por el PP, suspendió la renovación de la flota de autobuses y redujo el personal dedicado a mantenimiento de los vehículos”.

La situación de bloqueo en la adquisición de autobuses se mantuvo durante el periodo 2012-2015, produciéndose un envejecimiento de la flota y alargándose la vida útil de los autobuses hasta los 16 años. En ese periodo, añade el ejecutivo madrileño, el número de averías se incrementó un 12%, al mismo tiempo que se redujo la plantilla dedicada al mantenimiento en un 2% anual de media.

Las reacciones no se han hecho esperar. El concejal del PP, Álvaro González, ha manifestado que su grupo se “alegra” de que el Ayuntamiento refuerce la plantilla de mantenimiento de la EMT y ha recordado que el PP lleva "meses" exigiendo esta medida. Según González, “resulta sorprendente que se hayan tenido que quemar 13 autobuses en el ultimo año para que el Ayuntamiento se haya dignado a hacer algo al respecto”. En su opinión, la “falta de mantenimiento y de formación del personal han sido decisivos para el incendio de los 13 vehículos”.

Los sindicatos, por su parte, han valorado positivamente el plan de choque diseñado por el Ayuntamiento para mejorar el mantenimiento de la EMT pero también solicitan que se “acelere” la adquisición de nuevos vehículos para renovar la flota de autobuses. Según CC.OO, la antigüedad de los vehículos, la falta de refuerzo en el mantenimiento y las altas temperaturas de los últimos veranos eran una “bomba de relojería”, mientras que desde UGT valoran que el Consistorio haya elaborado un plan de choque “serio” de mantenimiento, pues supone “reconocer” el problema que existe. Sin embargo, insiste en la necesidad de incorporar con mayor intensidad nuevos vehículos, pues la flota actual “está reventando”.