La Generalitat de Catalunya quiere reducir el parque de vehículos con mayor volumen de emisiones y para ello prevé iniciar una campaña con los ayuntamientos para enviar al taller aquellos vehículos que no cumplan con los niveles permitidos. La crisis económica, con el consiguiente envejecimiento del parque y la climatología dee estos últimos meses, han provocado una situación preocupante para la calidad del aire que respiramos, especialmente en Barcelona, Baix Llobregat y el Vallés.

La Generalitat ha remitido a la UE  un plan de actuación de calidad del aire que ha elaborado para  prevenir, entre otras cosas, posibles sanciones a partir de 2015 por no llevar a cabo políticas eficaces en contra de la contaminación. tema sobre el que se pronunciará la UE en el próximo otoño.

La Generalitat, a partir de septiembre, pondrá en marcha la campaña "Hagamos el aire más limpio ahorrando combustible" en colaboración con los ayuntamientos y las policías locales, para que los municipios participen en el control de los vehículos más contaminantes. Para ello, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad pondrá a disposición de los municipios dos unidades móviles con aparatos de medición de los niveles de contaminación que emiten los coches, que verificarán si estos cumplen con los niveles legales de emisión y poder obligar a sus conductores a realizar las mejoras adecuadas para que el vehículo pueda seguir circulando.

Según una prueba piloto hecha en Granollers por la consellería, en colaboración conel Gremi, el 5% del total del parque automovilístico registrado incumple los niveles de emisión autorizados.