La Guardia Civil ha inspeccionado este año 34 talleres mecánicos en Cantabria dentro de la operación denominada Taller II, de los que dos han sido clausurados por actividad ilegal, por lo general en casas particulares o garajes privados, incluso sin contar con la titulación obligatoria, según datos de la patronal Pymetal recogidos por la prensa cántabra.

En las inspecciones, se han detectado 52 infracciones, seis relacionadas con la carencia de licencia municipal o incumplimiento de la normativa de industria. Sin embargo, la información de Prymetal apunta que Cantabria es la única comunidad que no registró ninguna sanción por vertidos de residuos, pese a que, a nivel nacional, la mayoría de denuncias (2.312) están motivadas por esta causa.

Desde hace dos años, Pymetal Cantabria cuenta con el servicio gratuito “Stop Talleres ilegales, una iniciativa dirigida a denunciar a las empresas del sector que operan al margen de la legalidad. A través de la página corporativa, se recoge información relevante sobre talleres clandestinos, que luego es trasladada a la autoridad competente para verificar la denuncia y actuar en consecuencia, ya sea mediante una sanción administrativa e, incluso, en aquellos casos más evidentes, procediendo al cierre del local.