Entre el 3 y el 9 de octubre, más de 1.200 vehículos han sido detectados circulando con importantes deficiencias técnicas, 38 de los cuales fueron inmovilizados por suponer un riesgo para la seguridad vial. Además, un total de 18.664 conductores han sido denunciados por exceso de velocidad y 1.554 personas han sido detectadas circulando sin hacer uso del cinturón de seguridad, de los cuales 63 eran menores.

El exceso de velocidad, el no uso de cinturón de seguridad y el inadecuado mantenimiento del vehículo son las tres infracciones más comunes, que los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han detectado entre más de medio millón de vehículos controlados durante los siete días de campaña de vigilancia de la conducción en carreteras convencionales de la Dirección General de Tráfico, en la que se ha denunciado a 29.473 conductores.

El envejecido parque automovilístico en España y la falta de mantenimiento hacen que circulen por carretera vehículos con deficiencias técnicas que suponen un riesgo para la seguridad vial. En una semana, 1.218 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes deficiencias técnicas.

No llevar y/o tener al día la documentación del conductor o del vehículo ha sido otro de los preceptos controlados, informa la DGT. Así, 1.238 conductores han sido denunciados por carecer o ser incorrecta la documentación relativa al vehículo, en la mayoría de los casos por no tener pasada la ITV, y otros 682 por documentación relativa al conductor.