La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) facilitó un informe sobre el proyecto de Real Decreto por el que se eliminarían todas las incompatibilidades existentes para la prestación del servicio de Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Asimismo, señala que podrían participar en estas operaciones otros actores, pues dicha liberalización no podrá llevarse a cabo sin la participación activa de las Comunidades Autónomas.

Para la CNMC, existen otras restricciones a la competencia en el mercado de las ITV. No en vano, en colaboración de las autoridades de competencia autonómicas, está llevando a cabo un estudio pormenorizado de posibles problemas de este mercado en el ámbito nacional y también en el regional.

La Comisión considera, en este sentido, que las incompatibilidades actuales establecidas para los socios, directivos y personal de la empresa que presta el servicio de inspección técnica de los vehículos son "desproporcionadas", por lo que valora su eliminación.

Sin embargo, recuerda que la mayoría de las comunidades autónomas ha reproducido o ampliado en su normativa dichas incompatibilidades, que ahora se eliminan en el entorno estatal, avisando que el efecto de la supresión de éstas puede ser limitado.

Por esa razón, la CNMC recomienda a los órganos competentes de las comunidades autónomas que realicen los cambios normativos pertinentes para la desaparición de las incompatibilidades que aún se mantienen.

El organismo asegura también que la segunda modificación que incluye este proyecto - la comprobación de las obligaciones y requisitos exigibles a las estaciones de ITV y la acreditación con la normativa UNE-EN ISO/IEC 17020 - supone mayores cargas administrativas para los operadores, aunque indicó que su coste es "limitado" en relación con el coste medio de una instalación de este tipo.