La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha acordado, en su reunión del pasado 3 de octubre en Bruselas, seguir realizando seguimiento de la solicitud de apoyo presentada en diciembre de 2017 por Conepa, con el aval directo de 5.000 talleres, para garantizar, a través de marcos jurídicos adecuados y el control de su cumplimiento, el futuro de miles de pymes dedicadas a la reparación y el mantenimiento de vehículos que operan en el mercado de la UE.

Dada la trascendencia de este asunto, esta Comisión ha acordado trasladar su estudio también a las Comisiones de Mercado Interior y Transporte.

Tras introducir el asunto planteado por la Federación Española ante los miembros del grupo de trabajo, la presidenta de la Comisión de Peticiones del Europarlamento ha dado la palabra al representante de la Comisión Europea, solicitando que explicara en qué puntos relacionados con la solicitud de la entidad española ha trabajado el ejecutivo europeo en los últimos meses, informan desde Conepa.

En el Reglamento UE 2018/858 (del Parlamento y del Consejo sobre la homologación y la vigilancia del mercado de los vehículos de motor y sus remolques y de los sistemas, los componentes y las unidades técnicas independientes destinados a dichos vehículos), se incluye el derecho a acceder a la información técnica para reparar y su redacción dio origen a la iniciativa de Conepa. Pero, más allá, la entidad española destaca que el ejecutivo europeo está realizando nuevas mejoras dado “el gran interés de la UE de apoyar a las pymes y la competencia en la posventa europea” y ha sido todavía más concluyente al calificarlo de “prioridad para nosotros”.

Entre las mejoras en marcha se encuentra ya en fase avanzada la determinación de estándares técnicos comunes, la regulación del acceso a los sistemas de seguridad del automóvil (SERMI) o las bases que garanticen el acceso seguro para el diagnóstico remoto de los automóviles. La Comisión también velará por que las nuevas tecnologías que se están introduciendo en los vehículos no constituyan barreras para los operadores independientes.

En cuanto a las intervenciones de europarlamentarios en la reunión, uno de ellos ha propuesto dar por cerrado el seguimiento de la solicitud de Conepa tras conocer los planes del ejecutivo, pero se ha encontrado con la oposición de dos parlamentarias que han destacado la importancia de la petición de la federación y la necesidad de garantizar que el sector posventa siga siendo un mercado de libre competencia por el bien de los consumidores europeos.

El mundo del automóvil se enfrenta a importantes cambios y “el efecto dominó puede perjudicar especialmente a los talleres independientes. Queda mucho por recorrer en favor de las pequeñas empresas”, ha indicado una europarlamentaria española.

“Es una enorme satisfacción para Conepa no sólo haber llegado hasta aquí la voz de los talleres, sino también haber captado el interés, la comprensión e incluso la complicidad de nuestros representantes de Europa”, indica Víctor Rivera, secretario general de Conepa, quien agradece “a todos los que apoyan nuestra labor y muy especialmente a los talleres que se implicaron con la adhesión a nuestro manifiesto a finales de 2017, hace ya casi dos años. Esto demuestra que los planteamientos razonables y trabajo constante casi siempre obtienen buenos resultados, aunque exija una cierta paciencia. Y esa seguirá siendo nuestra manera de trabajar”.