La Unidad del Cuerpo Nacional de Policía Adscrita a la Comunidad Autónoma Andaluza y dependiente de la Consejería de Justicia e Interior ha realizado 65 inspecciones en talleres mecánicos de la provincia de Córdoba, de las que se han derivado 14 denuncias a talleres clandestinos, informa el periódico La Vanguardia.

Durante la campaña, desarrollada durante el pasado mes de octubre, la unidad de policía comprobaba la vigencia de los permisos y licencias para el ejercicio de la actividad en los establecimientos de reparación, y verificaba el adecuado tratamiento de los residuos tóxicos que se generan en los talleres, que pueden suponer un riesgo para el medio ambiente y la seguridad de las personas.

Los agentes han recorrido un total de 4.573 kilómetros y, además de las denuncias a los 14 responsables de talleres clandestinos, han controlado un total de 48 vehículos. Durante el año 2017, se han inspeccionado en la provincia un total de 74 talleres, se han identificado 29 personas y se han impuesto 24 denuncias, por operar sin ningún tipo de autorización administrativa por parte de industria o sin licencia municipal de apertura de establecimiento.

Las infracciones más frecuentes denunciadas son carecer de las respectivas licencias o autorizaciones, para ejercer tal actividad, falta del registro industrial, no figurar inscrito como productor de residuos, no tratar los residuos generados conforme a la normativa o no cumplir con lo estipulado en cuanto a los derechos de los consumidores.