La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción, Faconauto, opina que la prórroga del Plan Pive reafirma la apuesta del Gobierno por consolidar un mercado interior de la automoción sólido y capaz de impulsar a otros sectores económicos y productivos de nuestra economía.

Asimismo, la patronal de los concesionarios considera que la rápida renovación del Pive permitirá que el mercado mantenga la buena dinámica mostrada en los últimos meses.

"Agradecemos al Gobierno la sensibilidad mostrada con nuestro sector y, sobre todo, que haya decidido darle continuidad inmediata, como le pedimos, a una medida que ha cumplido todos los objetivos para los que fue creada. Los concesionarios nos involucraremos al máximo, una vez más, y pondremos todo de nuestra parte para que el "nuevo" PIVE sea un éxito", expuso el presidente de Faconauto, Jaume Roura.

Según cálculos de la patronal, el Pive 2 generó la venta adicional de unos 50.000 vehículos, reportando una recaudación fiscal extra al Estado, las comunidades autónomas y los ayuntamientos de 184 millones de euros.

Este buen comportamiento del Plan permitió mantener en las redes de distribución cerca de 8.300 puestos de trabajo en el presente ejercicio, frenando la destrucción de empleo que venían sufriendo los concesionarios desde el año 2007.