Datos de Autoclub Mutua, perteneciente al Grupo Mutua Madrileña, revelan que más de un tercio de las asistencias en carretera se producen por fallo eléctrico, principalmente en la batería ( 36,1%), un 33,5% por avería mecánica y un 12,6% por problemas con los neumáticos.

El resto de incidencias tuvieron su origen en accidentes (7,8%) y por otros percances como error de combustible (1%).

En concreto, en el apartado de averías mecánicas se insertan incidencias en el sistema de refrigeración (radiador, manguitos o bomba de agua), en el sistema de alimentación (bomba combustible, inyección, etc.) o relacionadas con el cambio de marcha, el sistema de frenos, los amortiguadores o la pérdida de aceite.

Estos mismos datos señalan que en Semana Santa se incrementan significativamente las asistencias en carretera, mientras que descienden en los núcleos urbanos. “En Semana Santa, se incrementa el riesgo de sufrir una avería en carretera. Los servicios, además, son mucho más complejos, porque normalmente se dan en carretera y hay que movilizar recursos para atender tanto al vehículo como a los ocupantes del mismo”, comentan desde la entidad.