Rastreator.com, comparador de seguros pionero en nuestro país, ha realizado un análisis para mostrar las diferencias entre hombres y mujeres en el mercado asegurador. Estamos en una era en la que destaca el perfil del asegurado 2.0, que busca y compara opciones en Internet.

Según el estudio, el 86% de los hombres, a la hora de elegir un seguro, buscan y comparan las diferentes opciones a través de Internet, frente al 84,7% de las mujeres. Además, un 55,4% de ellos lo contrata online, siete puntos más que ellas (48,2%). Estos datos reflejan un perfil masculino más preocupado por informarse y más activo en la búsqueda de distintas opciones online.

La preocupación por el gasto que representa la contratación de un seguro en el presupuesto personal hace que la búsqueda y comparación para encontrar la mejor opción sea cada vez más frecuente y, por tanto, haya mayor rotación.

En este sentido, los hombres son menos fieles con sus compañías aseguradoras y cambian con mayor asiduidad en el caso de auto (72,6% ellos y 68% ellas) y de hogar (50,3% vs 49,4%), al tiempo que las mujeres rotan más en salud (27,8% ellas frente al 27% ellos).

Para Fernando Summers, CEO de Rastreator.com, la necesidad de comparar entre las distintas opciones del mercado para estar siempre bien informado es fundamental a la hora encontrar la opción idónea en cada caso.

“Precisamente, la falta de conocimiento y perspectiva del mercado es un factor importante que influye en el hecho de los usuarios se arrepientan de no haber contratado una póliza determinada o ampliado su cobertura”, agrega acto seguido.

La preocupación por el gasto que representa el seguro de automóvil y por encontrar la mejor opción es ligeramente superior en los hombres, pues uno de cada cuatro (25%) considera que está pagando por coberturas que no se adecúan a sus necesidades, frente a dos de cada diez mujeres (20%).

Por este motivo, ellos realizan en mayor medida cambios en sus seguros con el fin de ahorrar: el 62,1% de ellos cambia de compañía aseguradora (frente al 60,7% de ellas) y el 51,8% varía el tipo de póliza (frente al 49,4% de ellas).