Las principales asociaciones de la industria automovilística de Estados Unidos y de la Unión Europea defienden la implantación de un tratado de libre comercio, dando asimismo la bienvenida a la tercera ronda de negociaciones al respecto, que tendrá lugar la próxima semana en Washington.

En este sentido, la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea), el Consejo de Política de Automoción de América (AAPC) y Auto Alliance recuerdan que han estado trabajando activamente a ambos lados del Atlántico, con una voz común para defender la posición de la industria del automóvil.

Señalan, del mismo modo, que han venido desarrollando específicamente un dossier para demostrar la compatibilidad de las regulaciones sobre el automóvil existentes en Estados Unidos y la Unión Europea.

Las tres patronales sostienen que una tercera parte del incremento potencial del comercio entre la UE y Estados Unidos corresponde a la industria del automóvil, tanto en vehículos acabados como en componentes. Por ello, instan a los gobiernos de ambas partes a priorizar la compatibilidad de la regulación al respecto.