Los talleres de reparación de vehículos empiezan a recuperar su rentabilidad, como lo demuestran los datos presentados por la Asociación de Empresarios de Automoción de Álava (Adeada), con un ligero aumento en la demanda de reparaciones de enero a abril.

Sin embargo, estas reparaciones o mantenimientos son cada vez más espaciados en el tiempo, con una gran irregularidad, pues ha habido semanas con un aceptable nivel de trabajo frente a otras con una escasa demanda de servicios.

Frente a este escenario, Adeada advierte de la necesidad de no esperar al límite los servicios de reparación y mantenimiento recomendados, debido a que "conlleva unas preocupantes consecuencias sobre los vehículos, al poderse producir averías más graves, un gran peligro para la seguridad vial y un importante deterioro del medio ambiente".

El colectivo también ha detectado que casi un 20% de los coches que acuden al taller con una avería lo hacen tras una primera reparación en un local ilegal.