Lausan se ha convertido en el accionista mayoritario de Soulima Comercio de Peças, distribuidor portugués con un almacén central y seis almacenes subsidiarios y puntos de venta en el entorno de Lisboa. Con esta participación en Soulima, Lausan entra en el mercado portugués, en una operación que se ha hecho efectiva durante los primeros días de enero de 2019

Como consecuencia de ello, Ander Beldarrain es el nuevo presidente del Consejo de Administración de Soulima, del que también formarán parte Joaquim Sousa Lima y Juan Miguel Sans Martí. A nivel operativo, la coordinación entre ambas empresas será pilotada por Nacho Pernas, director general de Lausan y Ricardo Brito, director general de Soulima. Se mantienen, asimismo, los principales ejecutivos de Soulima, tanto en el almacén central como en los otros 6 almacenes secundarios.

La suma de ambas empresas contará, en ambos países, con 52 centros de distribución, 725 personas y facturará en torno a 135 millones de euros a 14.000 clientes. Desde ambas compañías han explicado que las razones de este acuerdo hay que buscarlas en “la convicción de ambas empresas sobre la necesidad de la consolidación y del aumento del tamaño, la similitud de trayectorias y de criterios operativos a nivel comercial, logístico y gestión financiera, la excelente relación personal desde el primer momento, la complementariedad geográfica y de productos y la adecuación a un concepto ibérico, en sintonía con la situación de los principales proveedores de ambas empresas, así como de relevantes clientes con implantación internacional (nueva distribución, grandes empresas, compañías de renting, etc)”.

Ambas empresas mantendrán como hasta ahora su propia identidad y la gestión a través de sus principales directivos. De hecho, Soulima, que pertenece a Serca y Nexus, seguirá formando parte de ambos grupos. Así, a nivel de cliente, los únicos cambios percibidos serán los relativos a las mejoras que, paulatinamente, se irán incorporando en términos de producto, servicios, formación, tecnología, etc.

Como primeras actuaciones a partir de este momento, desde Lausan y Soulima comentan que se priorizarán “las relaciones tanto con clientes como con proveedores para ponerles al corriente sobre la nueva situación y recabar, asimismo, sus comentarios y sugerencias en aras a perfeccionar el proyecto. La receptividad y la rapidez de respuesta son elementos principales en el diseño de esta operación”.

Según explicó Ander Beldarrain, “tanto Lausan como Soulima son empresas consolidadas, y queremos ir paso a paso, poco a poco. Hemos tenido ocho meses de conocimiento mutuo y negociaciones. Es un período largo, pero necesario para evitar improvisaciones. Tenemos conocimiento de experiencias pasadas con resultados no demasiado felices y pretendemos no cometer errores pasados”.

Entre las sinergias principales más inmediatas, Soulima se beneficiará, por ejemplo, de la orientación al taller de Lausan y de sus propuestas para el negocio de reparación como Taller XXI; por su parte, Soulima aportará a Lausan otras sinergias, como, por ejemplo, la gestión del almacén, un aspecto en el que cuentan con amplia experiencia.

Soulima Comercio de Peças es, junto a Bragalis, Krautli y Sofrapa, socio de Serca y de Nexus. De todos ellos, es el que tiene una más clara orientación de venta a taller, aunque el negocio de reparación sólo suponga aún un tercio de sus clientes. Cuentan con casi 4.000 metros cuadrados de almacenaje en el entorno de Lisboa. Apuestan por marcas premium, con siempre una marca de equipo original por línea, y no trabajan ni lunas, ni neumáticos, ni carrocería y pintura, ya que están más focalizados en el mantenimiento, aunque han ido incorporando nuevos productos. “La experiencia de Lausan en otras productos, como recambio eléctrico o diésel, nos vendrá muy bien para poder incorporar nuevas líneas en el futuro. Y, aunque estamos centrados en el entorno de Lisboa, no descartamos en el futuro salir a otras zonas geográficas de Portugal”, comentan desde Soulima.