El pasado domingo, en las noticias del mediodía la Sexta emitió este reportaje en el que recoge unas declaraciones del secretario general de Conepa, Victor Rivera, en las que denuncia la bolsa de economía sumergida que según su opinión se ampara en los boxes en los que el cliente alquila el espacio por menos de 20 euros la hora.


En el reportaje aparece un mecánico, Manuel, que vive de reparar coches antiguos, en negro, en este tipo de locales. Mientras, en el interior de las instalaciones, un responsable de la empresa Bricar dice desconocer si esta gente trabaja con o sin factura.
La actividad de talleres de coches ha bajado casi un 7% en julio, debido a la economía sumergida. Con los boxes alquilables las personas alquilan espacios teóricamente adaptados para que arreglen sus coches, lo que deja la puerta abierta a las trampas, a la aparición de "profesionales" que allí se ofrecen a realizar esos arreglos sin factura ni IVA.
Con esta forma de trabajar hay dos problemas, no se declara el dinero de la mano de obra y que estos talleres se esconden de cualquier responsabilidad si el coche no ha sido bien reparado. Con estas actuaciones se está entrando en un limbo legal en el que parece que conviven la competencia desleal y la economía sumergida frente al respiro del bolsillo del que cambia el taller de siempre por este nuevo concepto boxes alquilables.