Las matriculaciones llegaron a superar hace diez años los 1,5 millones de vehículos año año. Hoy, tras vivir una crisis financiera, estos coches cumplen una década de vida. Son los denominados coches mileuristas, que suponen ya el 53% del parque.

No obstante, únicamente solo son responsables de un 34% de las reparaciones en España, tal como desvela el informe 'Fotografía en 3D de la posventa' presentado por Audatex durante el XXV Congreso de Faconauto que se celebra en Sevilla.

De hecho, el desequilibrio del parque es tal que los coches de hasta cinco años, que son solo el 17% de los que circulan por las carreteras españolas, son responsables del 29% de las reparaciones. Entre medias, los de seis a diez años, que copan en la actualidad el 37% de las operaciones.

La tendencia del parque hacia la bipolaridad también se constata en la evolución de las entradas de vehículos al taller según edad. En 2009, con un parque todavía libre de arrugas, dos de cada tres entradas para operaciones de mecánica eran de coches de hasta cinco años, cifra que descendió desde entonces paulatinamente hasta el 45% actual. Lo mismo sucedió con las operaciones de carrocería, que pasaron del 66% al 49%.

De cara a los próximos años, las reparaciones volverán a recuperar su curva ascendente y será este año cuando precisamente cierren en positivo, aunque el incremento previsto será de apenas un 0,1%. A partir de 2017, el crecimiento se acelerará y superará el 1%, coincidiendo con la entrada de mayor número de coches nuevos al parque.

Para el responsable del Mercado Posventa de Audatex, José Luis Gata, hace diez años estábamos de enhorabuena porque las matriculaciones en España alcanzaban cifras récord, pero con la crisis y el frenazo de las ventas, estos coches, que son muchos, se han convertido en un lastre para los talleres.

De repente, se han hecho mayores, son mayoría y no son rentables. De este modo, aunque la situación económica mejore, nos encontramos ahora con la resaca de la fiesta que celebrábamos hace diez años, algo que debe tener en cuenta el taller tratando de ser más eficiente y rentable con la digitalización de sus procesos”, apunta acto seguido.