La distribución y reparación de vehículos en Cataluña ya no destruyó empleo el pasado año, se anunció en la IV Jornada de Automoción de Barcelona, celebrada en la Escuela de Negocio de Esade y organizada por la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), la Federación Catalana de Vendedores de Vehículos a Motor (Fecavem) y Esade Alumni.

 

 

A lo largo de la jornada, que reunió a cerca de 200 empresarios del sector, se expuso que los concesionarios oficiales daban empleo en 2013 de forma directa en Cataluña a 18.864 personas, cifra muy pareja a la de 2012.

 

De esta forma se rompe el ciclo de cinco años de ejercicios negativos, en los que los concesionarios catalanes perdieron más de 8.000 puestos de trabajo, coincidiendo con el cierre y reestructuración de las redes oficiales de distribución, proceso que acabó con alrededor de 360 concesionarios.

 

La situación ha mejorado debido al aumento de las matriculaciones, impulsadas por los planes de incentivo, los llamados Pive, que van por la sexta edición y que, en el caso de Cataluña, han permitido al sector elevar la facturación hasta los 3.668 millones de euros durante el pasado curso, un 10% más, según estimaciones de Faconauto.

 

Hasta el momento, las seis ediciones del Plan Pive, puestas en marcha sucesivamente desde octubre de 2012, han permitido achatarrar un total de 71.501 vehículos de más de diez años de antigüedad en tierras catalanas, lo que ha supuesto además la adquisición de otros tantos modelos nuevos, más seguros y eficientes.

 

Por otro lado, los concesionarios se muestran prudentes de cara al año próximo, sin esperar una subida notable en el mercado. En concreto, la previsión es que en 2015 se matriculen en Cataluña unos 136.000 vehículos, con un incremento del 5%.

 

Pese a estas buenas perspectivas estamos todavía lejos de poder tiras las campañas al vuelo, pues venimos de muy abajos. En Cataluña hemos dejado de matricular más de 250.000 vehículos en los últimos seis años y los concesionarios han perdido prácticamente el 60% de nuestro negocio”, expresó el presidente de Faconauto y de Fecavem, Jaume Roura.