La II Jornada de la Distribución en Cataluña cerró con una tercera mesa de debate dedicada a los nuevos actores, plataformas y modelos de negocio de la posventa de automoción. Miguel Ángel Jimeno, socio editor de esta web y de Talleres en Comunicación, fue nuevamente su moderador, acompañado por Víctor de la Oliva (www.redaela.com), Víctor Gámez (www.reparamelo.com) y Josep Maria Escolano (www.reciclauto.com).


Miguel Ángel Jimeno al encuadrar el debate incidió en el hecho de que la comunicación online ha posibilitado la aparición de nuevos actores en el mercado que alteran su estructura tradicional y que abren nuevas oportunidades de negocio y facilitan la existencia de nuevos competidores. En este sentido de poco vale enjuiciar estos nuevos actores. Sobre todo hay que poner el foco en adaptarse al mercado.
De la Oliva, fundador de la red multimarca AELA, llegó a mover más de 5.000 vehículos cuando dirigía su propia red de concesionarios. En su exposición nos desveló su historia, relatada en su libro 'El crack de la cadena de producción'.
"Aposté mucho por mi marca matriz (Ford) y aquí, en Barcelona, nos han barrido como consecuencia de la tremenda crisis", lamentó. Desde 2008, manifestó, han cerrado más de 2.000 puntos de venta, entre marquistas y concesionarios. En total, 40.000 puestos de trabajo se han perdido desde el inicio de la coyuntura financiera.
Para De la Oliva, en el actual mercado manda el precio. Por ello crearon un grupo de talleres (www.redaela.com) con vocación multimarca pero con la filosofía de que cada uno de los talleres encuadrados en la red deben focalizar su actividad en marcas o grupos de marcas de forma que se optimice mejor la experiencia, formación y equipamiento de cada taller.
Por su parte, Victor Gámez, a través del buscador de talleres (www.reparamelo.com) propone un servicio que ayude a los talleres que su empresa asesora a ser más rentables. Victor Gámez piensa que el usuario del taller está cambiando: el coche ya no pasa tanto por el taller, se ha perdido la fiabilidad. "Internet es cada vez una realidad más potente, actualmente imprescindible".
De hecho, declaró Gámez, el 60% de los usuarios buscan información del taller antes de acudir, sus servicios y prestaciones, además de interactuar con el propio centro. "Si al cliente le haces la vida más agradable, le enganchas".
Detalló seguidamente que el 39% de los vehículos acuden para una revisión-mantenimiento, mientras el 21% lo hace por problemas en los neumáticos. El 12% por el kit de distribución y el mismo porcentaje por la carrocería. Los usuarios buscan ofertas a precio-cerrado", concluyó.
El último ponente, Josep María Escolano reconoció que los desguaces son más vistos como una amenaza que como una oportunidad. "En realidad somos un canal de distribución".
Antes, expuso, no se tenían datos, pero se han ido posicionando en el mercado. "El sector del desguace ha sufrido las consecuencias de las malas gestiones de las marcas y los concesionarios.
El desguace o la recuperación de piezas usadas, según Escolano, es un escalón bajo de localización de componentes de bajo consumo.
A través de las plataformas virtuales "somos pioneros en el recambio recuperado, que no se puede encargar a un almacén central", desde esas plataformas se ha dado el paso para utilizarlas con otro tipo de recambio".
El objetivo primero de los desguaces es recuperar un vehículo fuera de uso, pero acaba siendo recuperar piezas ya usadas. Gracias a ello, en los últimos cinco o seis años el sector del desguace ha evolucionado notablemente.
La intervención de Josep María Escolano abrió un animado debate sobre el entorno legal de la venta de piezas procedentes del desguace: garantías, piezas de seguridad, desmontaje de piezas por personal no perteneciente al desguace,... Durante este debate quedó claro que hoy día los desguaces compran y venden piezas tanto a la distribución multimarca como a a los propios concesionarios.