La recuperación del consumo y los sucesivos Planes Pive para la renovación de los vehículos está haciendo que los talleres de Guipúzcoa comiencen a recuperar poco a poco su actividad.

Sabíamos que la caída iba a ser grande, que después estaríamos unos años en mínimos y tras ellos comenzaríamos a mejorar poco a poco”, indica la presidenta de la Asociación de Empresarios de Automoción de Gipuzkoa (AEGA), Mari Carmen Antúnez.

 

En palabras de la también máxima mandataria de Cetraa, esa recuperación de la actividad empieza a darse. De momento, prefieren no aventurarse en un porcentaje de aumento, pero la mejora “se está notando”, confirma.

La asociación, que representa al 63% del sector de la posventa de automoción en la provina de Guipúzcoa (441 centros de trabajo y 2.904 operarios), destaca la adaptación, en cuanto a contención del gasto en mano de obra y la entrada de nuevas tecnologías, del sector, que tras una caída en la entrada de vehículos en taller en los últimos años del 30% ahora comienza a ver la luz.

Buena parte de la responsabilidad que se den estos incrementos es debido al incremento en las ventas de vehículos por los sucesivos Planes Pive. “Habitualmente los vehículos que más recurren al taller son los que tienen dos o tres años, de forma que el Pive beneficia a todo el sector de la posventa en la automoción”, matizó Juan María López Osa, el secretario general de AEGA.

La asociación realizó unas estimaciones en torno al posible crecimiento en la venta de vehículos a final de año. La estimación más optimista señala que se podría registrar un incremento del 15,68% en comparación con las matriculaciones de 2014.

Por otra parte, la más realista giraría en torno al 10% de subida y la menos favorable se situaría en el 1,35%. Más optimistas resultan las estimaciones de matriculación de furgonetas y camiones, con unos aumentos mínimos del 17.92% y el 23,91% respectivamente.