Los talleres tendrán que certificar que han solucionado los problemas detectados en los coches en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Así lo ha anunciado Lourdes Cardona, secretaria autonómica de Promoción Empresarial y Empleo, a los socios de Ibiza de la Asociación de Empresas de Automoción y Náutica de Baleares (Asema).

Cardona explicó que la intención es que este sistema esté vigente "en unos pocos meses". Así, cuando un vehículo no pase la ITV, no podrá obtener el permiso para circular si no presenta un documento en el que el taller certifique que ha reparado los problemas detectados en la primera inspección.
"Esto ayudará a los talleres que están cumpliendo con sus obligaciones, porque esas reparaciones no se podrán hacer en cualquier lado", apuntó la secretaria. "El taller certifica esa reparación, pero también se hace responsable de ella", indicó el presidente de Asema, Joan Oliver, que se mostró satisfecho con esta medida.
Lourdes Cardona también anunció a los socios que la próxima semana comenzarán a realizar inspecciones en los talleres, con el fin de descubrir algunos negocios ilegales cuya existencia han denunciado tanto socios de Asema como particulares.

Vía | Diario de Ibiza