Según el estudio “Las aseguradoras de Autos bajo el prisma de los talleres” de Inese Data y The Hub Automotive Insights, los aspectos positivos que mencionan una mayor proporción de talleres respecto de las aseguradoras son la generación de volumen de trabajo para el taller y la teleperitación que pueden realizar los propios talleres a través del ordenador, móvil u otros dispositivos.

También tiene cierto impacto la posibilidad de facturar por la web a través de diversas plataformas para agilizar el pago, mientras que otras prácticas como la agilidad en las gestiones o el pago inmediato son mencionadas por una minoría.

Sin embargo, como negativas, destacan el desvío de clientes a otros talleres (la más común), junto a la obligación de trabajar con determinados proveedores o comprar determinado tipo de recambio (de segunda mano, 'low cost' o no original), que, por otra parte, no son prácticas percibidas como habituales por parte de los responsables de los talleres consultados.

Siguiendo el estudio, a estas valoraciones negativas hay que sumar las quejas porque las aseguradoras no tienen en cuenta la opinión del taller a la hora de valorar el coste de la reparación (en dos de cada tres casos), así como por la rebaja en el coste de hora de mano de obra.

El objetivo principal del estudio “Las aseguradoras de Autos bajo el prisma de los talleres” es conocer cómo son percibidas las compañías de seguros entre los talleres en cuanto a la adecuación de las valoraciones de las reparaciones; la cuantía y plazos de pago; la oferta de servicios al cliente final; los plazos de entrega exigidos; las prácticas de las compañías para con los talleres; y la valoración global de los talleres hacia las compañías de seguros.

Para ello se ha realizado un amplio cuestionario a 376 gerentes, propietarios o responsables de talleres de toda España, a los que se requirió información sobre las tres compañías con las que hubieran realizado un mayor volumen de trabajo en los últimos doce meses.