Las matriculaciones de vehículos comerciales cerraron el pasado ejercicio con un incremento del 33,3% y 113.782 unidades, volumen que no se alcanzaba desde 2010. En el mes de diciembre han crecido un 37,9% y 11.676 unidades matriculadas.

 

Sin duda, estas cifras no hubieran sido posible sin el Plan Pima Aire, el principal motor para seguir en la senda del crecimiento e impulsar a este tipo de vehículos.

Este plan, pionero en Europa y propulsado por Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha demostrado que con este tipo de iniciativas el camino hacia la recuperación es más rápido, además de mejorar la confianza en la sociedad y detener el envejecimiento prematuro del parque de furgonetas.

Así pues, mediante el desarrollo de este plan se irán sustituyendo vehículos muy antiguos por otros mucho mejor equipados en tecnología, lo que supone una mejora para las emisiones contaminantes y una mayor seguridad vial. No obstante, todavía el parque de furgonetas está muy deteriorado y se necesita seguir apoyando a estos vehículos.