El mercado de vehículos comerciales ligeros experimentó un crecimiento del 8,8% en el primer trimestre del año, con 38.822 unidades, siendo el mejor primer trimestre desde 2009.

Apuntar en este sentido que el efecto estacional de la Semana Santa también afectó a las matriculaciones de vehículos comerciales en marzo, que registraron una ligera caída del 1,3% y un volumen de 15.571 unidades.

Los vehículos comerciales son cada vez más importantes en la gestión y estrategias de empresas, autónomos y pymes. Las compras online y el e-commerce son una tendencia al alza, creciendo en España al mayor ritmo de su historia, y gracias a esta nueva forma de comprar posiciona a este tipo de vehículos como una herramienta indispensable.

Para llevar a cabo un buen desarrollo comercial e industrial dentro de las ciudades es necesario que estos vehículos sigan en línea ascendente, ya que a pesar de los buenos resultados de los últimos tres, con constantes crecimientos, la antigüedad es muy elevada, y por lo tanto, hace que sus desplazamientos sean menos eficientes.