El Palau de Congressos de Fira de Barcelona acogía, el pasado 9 de octubre, el evento “Automobile Talks” que acogió una mesa de debate moderada por Joan M. Malagelada, presidente del Club Automoción Esade Alumni, y que contó con la participación de Gerardo Pérez, presidente de Faconauto; Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen Group España; y Víctor Sarasola, director de Marketing de SEAT España.

Durante la jornada, Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC, destacó que el sector tiene tres retos: la lucha contra el cambio climático, la mejora de la calidad del aire y la congestión en las ciudades. “La primera solución la estamos poniendo los fabricantes, la tecnología, pero necesitamos financiación y una regulación estable".

Armero parte de de una premisa: la neutralidad tecnológica. “Somos una industria multienergia y multitecnologia y contaremos con los motores de combustión más eficientes. No podemos renunciar a soluciones que pueden ser viables, como el hidrógeno". Según el responsable, “no hay una apuesta decidida por el vehículo eléctrico. Para alcanzar un 30% de cuota de ventas de vehículo eléctrico en 2030, necesitamos 1000 millones de euros de inversión y 200.000 puntos de recarga".

Por otro lado, el vicepresidente ejecutivo de ANFAC afirmó que se está llegando a una entente con el Gobierno. “El marco es la senda europea, que nos marca unos límites de reducción de emisiones tremendamente exigentes, pero ir con esa senda nos marca un camino claro. No es lógico que las medidas contra el cambio climático sean diferentes en La Rioja o en Navarra. En Barcelona, han aceptado las etiquetas como herramienta que da certidumbre".

"El sector del automóvil suma. Separados pintamos menos, juntos pintamos más. Hay que acercarse al Gobierno juntos con mensajes realistas", añadía Mario Armero, para quien no hay que ser alarmistas. “La producción española es resiliente, resiste mejor que otras. Vamos a fabricar 2,8 millones de vehículos y a vender más de 1,2 millones de coches".