Los talleres no pueden quedarse fuera del mercado que suponen los vehículos eléctricos e híbridos, cuyas ventas crecieron por encima del 70% el año pasado. Sin embargo, "deben ser conscientes de la inversión que requiere ponerse al día en equipos, herramientas, formación y autorización oficial específica", apunta Julio del Rosal Vicent, presidente de Astrauto, en el portal Castelloninformacion.com.

Según el responsable, "uno de los cambios principales a la hora de trabajar con vehículos eléctricos son los altos potenciales que se dan en los bornes de las baterías, por lo que las medidas de protección sobre los trabajadores han de ser estrictas".

En este sentido, Julio del Rosal Vicent explica que los mecánicos que vayan a operar sobre vehículos eléctricos deben estar certificados de que han recibido formación en prevención de riesgos laborales frete a choque eléctrico. "Se han de definir unos procedimientos a seguir a la hora de operar sobre las baterías de estos vehículos y se ha de garantizar que los operarios los cumplan", añade.

Entre los equipos y materiales se encuentran los guantes aislantes para trabajos en baja tensión o de protección contra el arco eléctrico, pantalla facial o gafas adecuadas, arnés o cinturón de seguridad, si procede, casco de seguridad, etc.