La movilidad sostenible en ocasiones se asocia con diversos frenos y barreras que a ojos de la opinión pública no se han logrado superar y que, por tanto, impiden pensar que la compra de un coche eléctrico es ya una realidad.

El coche eléctrico, 100% libre de emisiones contaminantes, es un elemento decisivo para mejorar la calidad medioambiental de nuestras ciudades. Por ello, Nissan da respuesta a los diez mitos relacionados con el coche eléctrico recogidos a partir de las impresiones de los conductores y concesionarios de la marca.

Marco Toro, Consejero Director General de Nissan Iberia, indica que "es importante destacar la gran aportación de la movilidad eléctrica a la sostenibilidad y a la decisiva reducción de las emisiones contaminantes".

1) El coche eléctrico es mucho más caro que un coche tradicional. 13.900 euros es el precio a partir del cual se podrá adquirir un coche eléctrico como el Nissan Leaf, el más vendido del mundo con más de 115.000 unidades vendidas, más de 1.000 millones de kilómetros recorridos con 0 litros de combustible y 0 emisiones y con un ratio de satisfacción del cliente del 93%. Este precio incluye el descuento, recompra y financiación de 2.600 euros que ofrece Nissan en su Plan Nissan-E, y los 1.000 euros relativos al Plan Pive 5.

2) El coche eléctrico no tiene suficiente autonomía. El nuevo Nissan Leaf ha incorporado cambios en su sistema de propulsión y en la batería de almacenaje de energía, que han permitido que la autonomía se incremente hasta los 199 km., según el Ciclo de Homologación Europeo (NEDC).

3) España no tiene infraestructura de recarga para el coche eléctrico. Las necesidades de carga de un coche eléctrico deben ser cubiertas en gran medida por el punto de carga de su aparcamiento habitual (entre un 80% y un 90%).

4) El coche eléctrico tiene menos prestaciones. El nuevo Nissan Leaf está disponible no en una, sino en tres nuevas versiones equipadas con las últimas innovaciones tecnológicas (Visia, Acenta y Tekna). Este modelo incluye dirección asistida, aire acondicionado y todas las comodidades a las que estás acostumbrado.

5) El coche eléctrico tiene menos capacidad de aceleración. Una de las características de los motores eléctricos es que entregan el par máximo desde cero revoluciones, lo que permite una aceleración progresiva y constante en toda la gama de revoluciones. Ésta es la razón por la que no es necesario el embrague ni la caja de cambios, lo que a la larga abarata además sus costes de mantenimiento.

6) El coche eléctrico no alcanza la misma velocidad que un coche tradicional. La velocidad máxima que alcanza el Nissan Leaf está autolimitada a 145 km/h., una cifra suficiente que responde a los límites máximos establecidos en las carreteras europeas.

7) El coche eléctrico requiere más mantenimiento. Su arquitectura técnica - con un 90% menos de componentes que un vehículo de combustión interna - permite que los costes de mantenimiento sean muy inferiores a las de un vehículo convencional.

8) El coche eléctrico es más pequeño que los tradicionales. El nivel de desarrollo de las baterías, en términos de densidad energética, seguridad y fiabilidad, permite al Nissan Leaf ser el primer vehículo eléctrico familiar con capacidad para cinco pasajeros y un amplio maletero de 370 litros.

9) Tener un coche eléctrico no tiene ventajas adicionales. Además de un destacable ahorro económico en combustible, la movilidad sostenible cuenta con incentivos para su uso diario. En las principales capitales españolas, se están estableciendo incentivos al uso del vehículo eléctrico.

10) El uso de coches eléctricos tiene poco impacto en la mejora de la calidad del aire. El principal agente contaminador del aire en las zonas metropolitanas es el tráfico, siendo los óxidos de nitrógeno y las partículas los principales problemas.