Desde el primero de enero de 2012, según la Directiva 2010/48/UE, todos los vehículos de transporte europeos, tanto de personas como de mercancías, cuya MMA (máxima carga autorizada) sea superior a 3,5 toneladas estarán sujetos a unas nuevas y más exhaustivas pruebas de frenos.

Para rea­lizar estas pruebas existen dos métodos, con carga (se calcula directamente la eficacia de frenado res­pecto a la MMA) o sin carga (se evalúa la eficacia de frenado por extrapolación, utilizando sensores de presión).

¿Qué vehículos deben acudir con carga a la ITV? Los vehículos con MMA inferior a diez toneladas. Al disponer de sistema de frenado hidráulico o hidráulico-neumático, no se pueden someter a la extrapolación. Por lo tanto, estos vehículos debe­rán acudir con la máxima carga posible, al menos 2/3 de su capacidad.

¿Qué vehículos podrían acudir sin carga a la ITV? Los que tienen un MMA superior a diez toneladas. Si disponen de un circuito puramente neumático se podrán aplicar los métodos de extrapolación (es necesario que el transportista haya coloca­do previamente tomas de presión en su vehículo). En caso contrario, los vehículos se deberán inspeccionar con la carga suficiente para alcanzar la eficacia requerida, es decir, más tiempo de inspección y de espera.