Oporto ha sido el marco elegido por Serca para su 26º Congreso. Con el lema "Equipando o seu negócio", la jornada comenzó con la intervención del presidente del grupo, Agustín García, que enfatizó el carácter internacional de la reunión y cimentó el éxito de la agrupación en dos pilares: honestidad y compromiso "en la relación con proveedores y clientes. Deben formar parte del ADN de nuestras empresas, para fortalecer la relación con los proveedores y reforzar el vínculo con nuestros talleres".

 

El presidente de Serca también enumeró varias razones para estar orgulloso del grupo: nuestros clientes, nuestros trabajadores, el camino al liderazgo, el crecimiento, el futuro... "Merece la pena sentirnos orgullosos del trabajo bien hecho, para crecer con armonía, con cabeza", apostilló.
Tras él, Carmelo Pinto, director general de Serca, trató de realizar una breve panorámica del sector, en el que siguen creciendo las ventas de vehículos nuevos y usados, en el que el concesionario sigue perdiendo facturación respecto al taller multimarca y en el que los talleres son conscientes de que deben mejorar en la gestión de su negocio.
Además, recalcó que la distribución en España crecerá un 4% y se aproximará a los 9.000 millones. "Somos la distribución más dinámica del mundo", recalcó. Pinto también señaló que el objetivo prioritario del grupo es la marca del fabricante, "aunque hemos tenido que incorporar productos de países con menor coste de producción". Respecto a los datos de la agrupación, el director general describió que Serca ha crecido siempre. En compras creceremos en 2015 por encima de los dos dígitos, más de un 11,22%. Pinto cerró su alocución explicando que Serca no se centra sólo en las compras, sino en "ayudar a nuestros socios y clientes a vender más".