La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal número Seis de esta ciudad que condenó a penas de prisión y multa a tres hombres y dos mujeres por agredir al dueño de un taller mecánico y a su esposa, tras mostrarse disconformes con la reparación hecha al coche de uno de ellos, informa La Opinión de Murcia.

La sentencia indica que el juzgado declaró probado que los hechos se produjeron el 31 de julio de 2014, cuando los cinco se dirigieron al taller, al que accedieron los tres primeros, mientras que las mujeres esperaban en la puerta. Aquellos exigieron al dueño del taller la devolución de los 500 euros que le habían entregado por la reparación, con la que el propietario del turismo estaba descontento.

Al negarse el denunciante a entregarle la suma que le reclamaban, uno de los acusados volvió al coche y cogió una pata de cabra y una barra metálica, volviendo acto seguido al taller, donde los tres agredieron al mecánico.

Al escuchar los golpes, la esposa bajó al local para ver lo que ocurría, lo que hizo acompañada de dos hijas de corta edad, pero cuando trató de auxiliar a su marido le fue impedido al ser atacada con la pata de cabra, mientras que las dos acusadas la sujetaban para que no pudiera defenderlo. A consecuencia del ataque, el dueño del taller sufrió lesiones que tardaron en curar más de tres meses, mientras que su esposa sanó a los ocho días.

El juzgado, en la sentencia que ahora se confirma, condenó a los cinco a la pena de 540 euros de multa por un delito de realización arbitraria del propio derecho, y por un delito de lesiones, a un año y nueve meses los tres varones y un año y dos meses las dos mujeres. Además, de forma conjunta, deberán indemnizar al matrimonio con 17.000 euros.