Dos gigantes del sector automovilístico como Fiat Chrysler (FCA) y PSA -propietaria de Peugeot, Citroën, Opel y DS- negocian su fusión para crear un grupo valorado en 50.000 millones de dólares, según publica The Wall Street Journal y recoge Expansión. Según explican ambos, Carlos Tavares, presidente ejecutivo de Peugeot, sería el CEO y John Elkann, presidente de FCA, mantendría su actual rol.

La operación se realizará completamente en acciones, considerándose una fusión entre iguales, ya que ambas compañías tienen una capitalización similar. FCA vuelve a intentar una fusión con un gran grupo de la industria automovilística después de que no pudiera alcanzar un acuerdo con la Alianza Renault-Nissan debido a las reticencias del gobierno francés y la marca japonesa a que se concretara la operación. En cuanto a PSA, su último gran movimiento dentro del sector fue la adquisición de Opel por 2.200 millones en marzo de 2017.

FCA y PSA vendieron el año pasado 8,7 millones de automóviles, por lo que la combinación resultante de ambas compañías se situaría como la cuarta en el ránking mundial, justo por delante de General Motors (8,4 millones). Volkswagen fue el líder de este apartado el pasado ejercicio, con 10,8 millones de vehículos vendidos. Le siguieron la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y Toyota, con 10,7 millones y 10,56 millones, respectivamente.