Sanjay Sauldie, director del Instituto Europeo de Marketing en Internet EIMIA, ha incidido en su intervención en que es necesario adaptarse a lo que exige la industria. “Estamos ante un nuevo cambio en el mundo económico. Hablamos de disrupción, en un contexto en el que el pez pequeño (al que podemos denominar piraña) se puede comer al pez grande para quitarle cuota de mercado. Tenemos que empezar a pensar de otra manera y cambiar los modelos de negocio”. Según el experto, la competencia ya no viene del propio sector, de un competidor directo que ya conocemos, sino que de fuera, de otros sectores.

Sauldie ha cambiado la sala en un aula de educación digital para mostrar cómo los negocios se están transformando con la aparición de disrupciones digitales en la industria del automóvil (vehículo conectado, electrificación, Internet de las Cosas, el coche como servicio, economía compartida,...). “El poder de la marca y del sector minorista ha pasado a un mundo donde el poder lo tiene el consumidor, que puede comprar productos y servicios con un sólo click. Tenemos que ser conscientes de que debemos de ser visibles y entender cómo cambia la sociedad, a través de las redes sociales (con un funcionamiento correcto), en un mundo en el que se comparte privacidad”.

Para estar a la altura en el mundo de los negocios, habrá que entender esta nueva perspectiva social y, para ello, las empresas deberán ponerse a aprender los secretos de la era digital, que no tienen nada que ver con la tecnología o la política, sino con el reconocimiento social o la atención, a través de Facebook, o con convertirse en una estrella durante 30 segundos a través de YouTube.

"Lo digital está transformando el mundo y tiene que pasar a ser el núcleo mismo de la empresa". En este sentido, el ponente cree que las empresas deben preguntarse si su consumidor les percibe de una forma visible. En palabras de Sanjay Sauldie, “la experiencia del usuario debe ser el centro de todo lo que hagamos. Ya no se habla de automoción, sino de un sistema de movilidad. Hay que conectar con los fundamentos de la sociedad, ya que es ahí donde se gestan las ideas. Tenemos que entender cómo utilizar lo digital para tener más clientes. Lo digital tiene que ver ante todo con la conducta humana, si no lo entendemos estaremos perdidos porque al final es lo que está detrás de todos los cambios”.

El experto propone una estrategia de transformación digital en siete pasos: entender el contexto, conversión digital hacia el conocimiento del cliente, conversación para conocer a los clientes, confianza, consenso, contrariedad (el 92% de las personas se fían más de consumidores o extraños que de las propias empresas), y cambio de mentalidad, conectando el mundo analógico con el digital.

“Se trata de diseñar el camino que hay que seguir para ser parte de un futuro brillante y prometedor que ya es digital”, concluyó Sauldie, para quien es vital crear escenarios de futuros realistas y estar pendientes de las próximas tendencias.