Un total de 51 talleres ilegales han sido descubiertos por la policía de la Generalitat Valenciana durante este año en la provincia de Valencia, en la que se han detectado 530 irregularidades en toda la comunidad y se han detenido a 15 personas en relación con empleos clandestinos, competencia desleal o posibles delitos medioambientales.

 

De hecho, esta misma semana se detectó en Valencia un taller clandestino de motocicletas, después que su propietario hiciera publicidad repartiendo tarjetas. Los agentes detuvieron al responsable del taller, que no disponía de ningún permiso o licencia y carecía de medidas de seguridad, higiene o medioambientales en el mismo.

Además, se le detuvo por un delito de receptación al localizarse en el mismo local una moto anteriormente robada.

A través de esta operación, denominada 'Clau Anglesa', la Policía de la Generalitat ha realizado este año más de tres mil inspecciones en toda la Comunitat Valenciana. Recordemos que Valencia y Alicante son las dos provincias en las que se detectan más talleres ilegales.

Al margen de otras responsabilidades penales que pueden producirse tras descubrir estos talleres, una de las principales preocupaciones de los agentes es la contaminación medioambiental que puede producirse si no se realiza un tratamiento de los residuos.