SEAT es la marca más valorada por sus concesionarios, según el informe “V_CON” elaborado por la consultora MSI para Faconauto, presentado el 5 de febrero en el transcurso de su Congreso & Expo. De eta manera, la marca española repite en el primer puesto de este informe que analiza el grado de satisfacción de los distribuidores con las marcas que representan en los aspectos más importantes del negocio.

El estudio, que ha recogido los datos de concesionarios de 18 fabricantes representando el 40% del mercado nacional, sitúa a la marca española con la puntuación más alta (8,7), seguida de Volvo (8,6) y de Mazda (7,2). Por el contrario, las enseñas que sacaron peor puntuación fueron Opel (2,8), Peugeot (2,9) y Citroën (3,4).

La mayor preocupación para los concesionarios es la caída en la rentabilidad de sus negocios, según el 94% de los encuestados. De hecho, el 58,7% situó su rentabilidad media por debajo del 1% sobre facturación, frente al 45,3% de la encuesta del año anterior, mientras que el 19,5% de las concesiones asegura tener una rentabilidad negativa. Sólo el 15% sitúa su rentabilidad por encima del 2%, cifra que el sector considera razonable para el nivel de inversiones y el riesgo empresarial que asumen. SEAT, Volvo y Mercedes-Benz son las redes más satisfechas en este apartado.

Además de por su rentabilidad, los otros dos temas que más preocupan a los concesionarios son, según el informe, la falta de un marco legal que equilibre las relaciones contractuales entre concesionarios y marcas (47,6%) y, seguido de lejos, por la entrada de nuevos players en el negocio de la distribución de vehículos (29,1%).

En general, el estudio muestra una caída de la confianza en los concesionarios, ya que sólo cinco de cada diez consideran que la marca va a mantener su negocio en los próximos cinco años, medio punto menos que en la encuesta del año pasado. Además, sólo el 37% está satisfecho con el retorno de la inversión y el 40% afirma que el valor de su concesión ha mejorado o mejorará en el último año. Los concesionarios de SEAT, Volvo y Mazda fueron los que mejor valoraron el retorno de la inversión que realizan.

La encuesta de MSI para Faconauto dedica un apartado específico a las automatriculaciones que tienen que hacer los concesionarios para cumplir sus objetivos, y que sitúan de media en el 11,6% del total. En esta oleada, sólo tres de cada diez empresas encuestadas afirman que esta práctica es rentable para sus negocios.

Los estándares que los fabricantes ponen a sus concesiones también fueron objeto de análisis. Sólo la mitad de los preguntados afirmó que estos estándares les ayudan a tener una ventaja sobre sus competidores. SEAT, Mazda y Volvo fueron las redes que más utilidad vieron en estos estándares para sus negocios.

Respecto a la digitalización de procesos, el 50% aseguró que la inversión en digitalización por parte de las marcas es insuficiente, mientras que la cantidad, la calidad y la gestión de los leads (contactos de clientes generados a través de procesos digitales) son considerados positivamente de nuevo sólo por cuatro de cada diez concesionarios.

Por otro lado, el informe analiza la orientación al cliente de los fabricantes hacia las nuevas energías de propulsión. La percepción de los concesionarios vuelve a ser negativa en este punto, ya que el 40% considera que su marca está apostando por energías alternativas (GLP, GNC y pila de combustible). Sin embargo, ha mejorado la opinión que tienen las redes respecto al esfuerzo que están haciendo los fabricantes en relación con el vehículo eléctrico, el desarrollo de tecnologías ADAS y vehículo conectado, con el 70% de los encuestados mostrándose satisfechos al respecto.