Una veintena de empresas españolas fabricantes de equipos y componentes para automoción, tanto de la cadena de suministro de los fabricantes de vehículos como los que operan en el mercado de recambios, viajarán en misión comercial a Irán del 17 al 19 de julio, de la mano de Sernauto y con el apoyo y colaboración de ICEX España Exportación e Inversiones.

Conscientes de la importancia de este mercado, la Asociación Española ha organizado esta delegación comercial para conocer de primera mano las oportunidades que ofrece este país bajo cuatro objetivos fundamentales: la puesta en valor de los “Componentes made in Spain”, la prospección y apertura de nuevos mercados, la búsqueda de socios comerciales y el conocimiento sobre el terreno de las oportunidades de inversión para el sector.

Durante tres días, se celebrarán encuentros institucionales, reuniones con los principales fabricantes de vehículos y distribuidores de recambios del país, visitas a plantas de producción y encuentros B2B entre empresas españolas e iraníes.

Durante su visita a Madrid, el pasado 18 de mayo, el consejero económico y comercial de la Embajada de Irán en España, Reza Pir Piran, el Gobierno de Irán ha diseñado un plan estratégico de inversión para los próximos seis años con un presupuesto total de 360.000 millones de dólares, con el objetivo de alcanzar tasas anuales de crecimiento de entorno al 8% y convertirse en un puente entre Europa y Asia.

El levantamiento de las sanciones y la vuelta a los circuitos internacionales abre interesantes posibilidades de inversión. La situación geoestratégica de Irán y su población de más de 82 millones de personas, ávida de productos occidentales, convierte a esta economía en uno de los mercados más atractivos del mundo y, especialmente, para el sector de automoción, que quieren potenciar.

Entre 2014 y 2015 se alcanzó una producción casi el millón de unidades de vehículos fabricados, mientras que en 2016 experimentó un crecimiento del 18,6%, llegando a los 1.164.710 vehículos. Las previsiones de fabricación para 2017 son alcanzar los 1,5 millones y llegar a los 2 millones para el 2022. Iran Khodro y Saipa Group, fabricantes locales, junto a Peugeot y Renault en respectivas 'joint ventures', representan aproximadamente el 83% de la producción nacional. El restante es ofertado por fabricantes locales y asiáticos, tales como Bahman Group, Kerman Khodro, Morattab, Modiran Khodro, Zagross Khodro o Sahab Khodro.

Respecto a las matriculaciones, Irán registró 1.448.500 unidades en 2016, ocupando la 14ª posición mundial y superando así a España con 1.347.344 unidades en este mismo año. Las principales importaciones de turismos son de las marcas Hyundai (44%), Toyota (18%) y Kia (16,6%). En 2016, las exportaciones españolas a este mercado fueron de unos 22 millones de euros, con una tasa de crecimiento respecto a 2015 del 80%.