Como continuidad de la “Agenda Componentes 2020”, la Asociación Española de Proveedores de Automoción ha lanzado la “Agenda Estratégica Sernauto 2025”, que servirá como hoja de ruta de cara a la recuperación de la pandemia y la transformación industrial y tecnológica. En el documento se analiza la situación del sector de componentes de automoción ante los desafíos estructurales derivados de las tendencias de la nueva movilidad, la conducción autónoma, la digitalización y la electrificación, y que se verán amplificados por la crisis económica y social post-Covid-19.

“Se propone una estrategia-país con una serie de medidas de carácter institucional de apoyo al sector que permitan a las empresas mantener o potenciar su competitividad y posicionamiento global en el horizonte 2025, garantizando con ello el liderazgo mundial de España en el sector de automoción en el medio y largo plazo, promoviendo las tecnologías para la nueva movilidad y, a su vez, preservando el empleo”, destacan desde Sernauto.

Según se recoge en el plan, son imprescindibles medidas enfocadas al desarrollo de la oferta y el impulso de la demanda. Las ayudas a la oferta permitirán desarrollar programas de I+D+i, capacidades de producción y mantener el empleo, la competitividad y la aportación del sector a la economía española. La puesta en marcha de las medidas planteadas tendría un impacto directo en el incremento de la facturación, la mejora de la balanza comercial y el empleo, superior al 10% en cinco años, y un incremento medio anual de la inversión en I+D+i del 20%.

El plan, elaborado en colaboración con Roland Berger, Alantra y Andersen Tax & Legal, recoge 23 medidas de ayuda a la oferta y a la demanda encuadradas en 5 ejes de actuación, enfocados al mercado, la inversión, la regulación/fiscalidad, la I+D+i y el talento. Entre los objetivos de las medidas destacan:

  • Facilitar el acceso a la financiación.
  • Reducir las emisiones mediante la renovación del parque y el mantenimiento responsable de los vehículos.
  • Apoyar la consolidación del sector, atraer inversiones y promover la creación de un ecosistema colaborativo.
  • Fomentar la economía circular.
  • Crear un entorno regulatorio atractivo y promover la vigilancia de mercado.
  • Potenciar la I+D+i y la digitalización.
  • Potenciar y atraer talento.

Las políticas de movilidad sostenible han de estar basadas en el principio de neutralidad tecnológica y en criterios de eficiencia, mientras que, según Sernauto, las políticas climáticas deben estar ligadas a una estrategia industrial coherente, y asegurar el equilibrio de los tres pilares del triángulo de la sostenibilidad: políticas medioambientales, económicas y sociales.

En palabras de la presidenta de Sernauto, María Helena Antolin, “una vez alcanzados los ambiciosos objetivos de la 'Agenda Componentes 2020', ahora tenemos un nuevo reto extremadamente relevante para nuestro futuro: reponernos a la Covid-19 y afrontar una transformación sin precedentes. Este es el objetivo con el que nace la 'Agenda Estratégica Sernauto 2025': ser la hoja de ruta para, con el apoyo de la Administración, seguir manteniendo la competitividad y el liderazgo de la industria española de automoción”. En esta línea, Antolin también destaca el papel que está jugando la asociación para coordinar iniciativas de las empresas del sector y recogerlas en proyectos país de gran envergadura que puedan optar a los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.